Cuaderno de observación
Una mirada al cielo
» DOCUMENTOS

» ARCHIVOS
<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

SECCIONES
Luna
Cometas
Estrellas Dobles
Cielo Profundo
Asteroides
Eclipses
Planetas
Variables
Supernovas
Historia
Curiosidades

BLOGS RECOMENDADOS
El lobo rayado
El beso en la Luna
La décima esfera
Duae Stellae
Los Colores de la Noche
El Reloj de las Guardas
O.A.N.L. Barcelona
VariaStar
Amanecer de Arrakis
Un velero estelar
AstroYepes
Dibujando el alma de la noche
El Palomar de arriba
Cuaderno de bitácora estelar
Astrometria e Historia de la Astronomía
Obs. Zeta UMa - MPC J12
La Orilla del Cosmos
Veo, Veo
Observatorio Astronómico Aficionado ÍO
Duplice Sistema
Cielos de Osuna
Gasendi, espacio de Astronomia
Fotografia Lunar
El Ojo en el Cielo
Observatorio El Guijo - MPC J27

ENLACES
Cometas_Obs
Página de Mark Kidger
Latest Supernovae (página de David Bishop)
Lunar Photo of the day
Estrellas Dobles y webcam. Florent Losse
Washington Double Star
AAVSO
Minor Planet Center

STAR OF EUROPE ASTROPHOTOGRAPHY AWARDS 2015

El Observador de Estrellas Dobles

Nuevo Catálogo Comellas Observadores de Supernovas

Imagen Astronómica
del Día (APOD)

Imagen Lunar
del Día (LPOD)

Blogalia
Blogalia
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape Paperblog Free counter and web stats Locations of visitors to this page

El Tiempo en Posadas

Inicio > Historias > Mi tio Antonio
» Mi tio Antonio
Mi tio Antonio y yo ©Rafael Benavides


Esta foto debe ser del año 1982, en ella aparezco junto a mi tio Antonio en una época gloriosa. Y digo gloriosa porque fue entonces cuando empecé a interesarme por la astronomía. Recuerdo ver las perseidas junto a él, enseñarme las constelaciones y hablarme sobre el camino de Santiago. Eran momentos mágicos, tumbados frente al cielo en aquellas noches de verano. En 1984 se compró un telescopio refractor Alstar de 76 mm de diámetro y 1200 mm de focal, todo un lujo para aquellos tiempos. Apenas lo montaría cuatro veces ese verano, pero fue más que suficiente para desordenar totalmente mi cerebro. Recuerdo haber visto claramente las bandas nubosas de Júpiter con una nitidez quizás magnificada por el paso del tiempo, pues tardé muchísimos años después en volver a recuperar imágenes semejantes. Pero lo que más me marcó, sin lugar a dudas, fue ver con absoluta claridad el casquete polar en el rojizo Marte. Lo recuerdo como si fuese ayer. La imagen se salía del ocular. Hoy miro los parámetros que tenía Marte en el Guide y aún me sorprendo más, ya que su diámetro era de sólo 13". Pero las imágenes que ofrecía aquel telescopio eran soberbias. Entonces supe lo que quería hacer el resto de mi vida.

Esta imagen debe ser de 1996 y creo que es la única en la que sale dicho telescopio. Se hizo en una de las salidas con compañeros de la Agrupación Astronómica de Córdoba, De izquierda a derecha José Luis Cobos, Manolo Dieguez, Santiago Escudero y yo mismo junto al refractor. Perdonad la calidad de todas las imágenes, pero creo que al menos sirve para ilustrar cómo era aquel instrumento.

Observación en el Camino de los Toros 1996 ©Rafael Benavides


En 1985, para mantener la afición, mi tío me regaló un pequeño refractor de 60 mm y 700 mm de focal. No me lo podía creer. ¡Un telescopio para mí!. Recuerdo observar desde la ventana del piso donde vivía en Córdoba, sobre todo estrellas dobles que era lo que mejor veía desde plena ciudad. Con ese telescopio pasé muchos años y con él aprendí casi todo lo que sé: moverme entre constelaciones, observar estrellas dobles, localizar en el límite de visión objetos de cielo profundo. Todo eso está registrado en el Cuaderno de Observación, en aquella época con lápiz y papel, precursor del blog que estás leyendo ahora.

El magnífico refractor de 76 mm quedó guardado en su caja, un año detrás de otro. Pasaron muchos veranos, hasta que con motivo de la colisión del cometa Shoemaker-Levy sobre Jupiter en Julio de 1994, le pedí a mi tío el refractor. Y me lo regaló. ¡Qué imágenes! El contraste y calidad de imágenes que daba el telescopio eran realmente impresionantes, se veían realmente bien "las manchas oscuras" que producían los restos del cometa al introducirse en la atmósfera del planeta joviano. Ahora veo los dibujos y lo recuerdo perfectamente, como si fuese ayer. Este dibujo es del 25 de Julio de 1994, pocos días después de los impactos. Absolutamente todas las bandas dibujadas se veían con total claridad frente al ocular. Con el paso del tiempo y la ejercitación de la vista, llegué a ver detalles impresionantes en la superficie de Júpiter.

Júpiter_19940725


Pocos años después vendí el telescopio para cambiar de equipo, en aquella época de estudiante había que financiarse de alguna manera. Desgraciadamente creo que dicho telescopio nunca más volvió a usarse.

Mi tío Antonio, aunque temporalmente abandonó la afición, siempre siguió interesándose por mis progresos. Tenía enmarcadas aquellas primeras fotos lunares que hice, mis cutres imágenes del Hale-Bopp ....Me contaba que cuando se jubilase, tenía pensado dedicarse a algunos proyectos de investigación histórica (también era un apasionado de la historia) y además se construiría un observatorio en la parte alta de la casa. Pero nada de eso ocurrió. Una enfermedad degenerativa se fue apropiando de su cerebro y destruyó a la persona que fue. Hoy día está tan deteriorado físicamente y psíquicamente que ya no puede andar y nunca podrá leer estas líneas, ni siquiera recordará nada de lo que he contado en ellas.

Entre todas las cosas que hizo mi tio Antonio por mí, tengo que agradecerle que encendiera la chispa de la Astronomía, que me permitiese navegar noche tras noche detrás de las estrellas.

2008-07-20 20:24 | 20 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://algieba.blogalia.com//trackbacks/58606

Comentarios

1
De: Juan Antonio Fecha: 2008-07-20 22:04

Hola Rafael, me ha emocionado tu relato, es emotivo y transmite todo aquello que de alguna manera conforma el gusanillo que nos hace mirar arriba. Se pueden sentir muchas cosas al observar, pero si no hubiera nadie que nos hiciera alguna vez mirar arriba, no sabríamos lo que habríamos perdido.

Creo que es un justo y acertado homenaje a tu tío Antonio.

Un abrazo.



2
De: angelrls, El Lobo Rayado Fecha: 2008-07-21 05:24

Un preciosa y emotiva historia, Rafa. Muy buenos tus dibujos de Júpiter con el impacto del Shoemaker-Levy 9. Una pena que tuvieses que vender el telescopio, no es por comparar, pero a mí me pasó lo mismo con mi cutre-primer telescopio (que era malo malo, un Zeus 60mm con más aberración cromática que otra cosa) pero le cogí cariño por todo lo que me enseñó. Épocas gloriosas, ciertamente.

Seguro que tu tío, si pudiese leer tu relato, se emocionaría mucho.

Un abrazo desde el Sur.



3
De: juan luis Fecha: 2008-07-21 18:37

Gracias Rafa por compartir algo tan personal. Yo también me he emocionado. Me ha encantado. Es un tesoro poder albergar recuerdos tan gratos. Ese hombre parecía alguien especial. Una persona que es capaz de transmitir una pasión como la tuya desde luego merece un lugar destacado en tu memoria.
Un saludo.
PD: Sigo sin conexión ADSL, me dicen que tardará todavía unos días. Pero con un triste módem de 56 no he podido evitar seguir en contacto contigo.



4
De: Rafa Fecha: 2008-07-22 13:59

Gracias a todos. La verdad es que no es fácil ver cómo se acerca al final (y la manera en que lo está haciendo) alguien tan brillante. Aunque a veces he leído lo contrario, el Ahlzehimer no entiende de nivel intelectual, inteligencia, estudios, etc. No tiene piedad. Esto nos debe hacer reflexionar y aprovechar cada momento, no es bueno aparcar las cosas que uno quiere para "la jubilación", puede que sea demasiado tarde.

Aunque sólo me he centrado en el aspecto astronómico, seguro que a él le hubiese gustado leer este pequeño homenaje.

Ángel, algún día tendría que enseñarte mis cuadernos de observación. Todavía los guardo con mucho cariño (supongo a todos nos pasará igual). A veces uno se sorprende de las cosas que ha observado y apenas recuerda. Fueron épocas gloriosas aquellas, donde sólo nos enfrentábamos con lápiz, papel y goma al universo entero.

Ánimo Juan Luis. Con el módem sólo tienes que tener un poco de más paciencia :-)



5
De: Manolo Barco Fecha: 2008-07-23 09:11

Rafa, casi me haces llorar coñ....., muy emotiva, me encantaria ver esos cuadernos.



6
De: Mizar Fecha: 2008-07-24 17:19

Un relato emocionado y emocionante, Rafa, gracias por compartirlo.

Yo también conservo mis cuadernos de observación de cuando tenía 15 años, el otro día me los topé en el desván de la casa de mis padres y me hicieron volver a aquella época de pasión por el cielo estrellado. La pasión sigue viva, pero las estrellas cada vez se ven peor :-(



7
De: Rafa Fecha: 2008-07-24 22:16

Gracias Manolo y Mizar. Algún día vamos a tener que quedar para enseñar los cuadernos de todos. Seguro que hay verdaderas joyas por ahí, también es un verdadero arte el dibujo astronómico. Mizar, no es lo más romántico, pero una CCD ayuda cuando no se ven las estrellas a ojo :-)



8
De: Angel Caparrós Fecha: 2008-07-26 23:18

Hola Rafa.
Ese mismo Alstar de 76mm fue mi primer telescopio, todavia anda por casa de mis padres.Me ha traido muchos y gratos recuerdos tu historia que al fin y al cabo creo que es un poco la historia de todos.
Pobrecito ,a ver si lo apaño ...



9
De: Plegue Fecha: 2008-07-27 02:09

Antes que nada, gracias por el relato emocionado y tierno en homenaje a esa persona que te abrió esta maravillosa puerta, yo también comencé gracias un tío de mi padre que siempre tendré en mi corazón.

Gracias por este hermoso rato que nos has hecho pasar



10
De: manolo dieguez Fecha: 2008-07-27 12:53

acabo de leer tu relato y sinceramente me he emocionado,creo que todos tenemos a esa persona especial que nos ha marcado en algun momento de nuestra vida(en mi caso fue mi abuelo paterno).Un merecido homenaje a tu tio.Un abrazo.



11
De: Javi Fecha: 2008-07-27 17:42

Al leer tu relato uno de puede dejar de emocionarse. Tu tío seguro se sentirá orgulloso de la semilla astronómica que plantó en tí. Un saludo desde tierras colombianas.



12
De: Pepe Gómez Fecha: 2008-07-27 20:31

En mi caso, y hace muchos mas años fué mi abuelo Pepe, en las calurosas noches de la campiña cordobesa de Fuente Carreteros, mientras regaba el algodon, quien me metio el gusanillo.
Es emocionante tu historia. Se saltan las lágrimas.
Mi hijo, 34 años, se acuerda, y se acordará toda la vida de los anillos de Saturno vistos a traves de un Busnhell de torreta cuando tenia solo cuatro.
Gracias por tus Cuadernos.



13
De: David Martinez Fecha: 2008-07-27 20:44


Precioso relato, muchas gracias.

Yo todavia hago mis cuadernos
de dibujos. Aunque con la edad he tenido la
suerte de acceder a telescopios
impensables para mi cuando era nin-o (el HST,
el VLT, o los telescopios de La Palma), te
puedo asegurar que no hay nada para mi como
revisar esos cuadernos (que comence mas
seriamente en 1985). Ayer mismo me compre un libro
de "Astronomical Sketching" para intentar mejorar
la tecnica, porque no soy ningun artista. Es
impresionante como al dibujo del objeto se
acoplan maravillosas historias del momento
en el que fue obtenido y recuerdos de las personas con las que comparti esas observaciones.
Un autentico diario involuntario.

Yo tengo todavia mi Alstar de 80mm que me
regalo mi padre en 1985. Un maravilloso telescopio, un calidad de imagen impecable. Tengo un dibujo muy parecido al
que pones aqui, prueba de que fuimos
privilegiados de ser testigos de algo unico.



14
De: Rafa Fecha: 2008-07-29 21:01

Gracias a todos por vuestras palabras.

Parece que todos tenemos una buena opinión de los Alstar de aquellos 80, sería interesante compararlos con las imágenes de los telescopios que tenemos ahora. Ángel, qué curioso que tuvieses el mismo cacharro :-)

David, creo que somos de la misma quinta.... bueno, más o menos casi todos andamos en un rango de edad parecido (salvo brillantes excepciones ;-)) y hemos sido testigos prácticamente de los mismos acontecimientos astronómicos. Eso nos une, como bien dices "fuimos
privilegiados de ser testigos de algo unico"

Como bien decís (Pepe, Plegue, Manolo...)casi todos hemos tenido alguien que nos inició en este camino. Que sirva esto de homenaje, no sólo a mi tio, sino a todos aquellos que nos guiaron en esta afición.



15
De: Alejandro Eduardo Russo Fecha: 2008-12-01 16:56

Hola Rafa:
Comparto la opinión de los otros visitantes a tu blog, realmente es una historia muy emocionante pero debo contenerme pues estoy en el trabajo. Pienso que no solo tú le debes mucho a tu tío Antonio, sino que le debemos todos tus amigos pues gracias a él tú están en la Astronomía y por ello es que te conocemos y somos tus amigos. Yo también me interesé en la Astronomía a los 15 años (1985)gracias a un tío, quien falleció en 1992 a los 48 años... . Pero bueno, tengo los mejores recuerdos de él. Rafa, te envío un fuerte abrazo, y ojalá puedas recuperar ese gran refractor !. Aunque quizá no entienda (quizá si, ¿quien sabe?), por favor envíale a tu tío Antonio un afectuoso saludo y gratitud de mi parte.



16
De: edimar Fecha: 2009-03-23 18:54

hola rafael como estaschao



17
De: edimar Fecha: 2009-03-23 18:54

hola rafael como estaschao



18
De: edimar Fecha: 2009-03-23 18:54

hola rafael como estaschao



19
De: edimar Fecha: 2009-03-23 18:54

hola rafael como estaschao



20
De: Roberto Feliba Fecha: 2014-07-22 23:24

Hola, Rafael, que hermosa aunque triste cronica has contado. Que envidiable es que una persona asi haya pasado por tu vida, y la haya sembrado de este venerable amor por el cielo estrellado. El relato transmite no solo tu agradecimiento por esa persona tan especial, sino tambien tu gran cariño por el, completamente justificado y merecido.
Un abrazo desde muy lejos.

Roberto Feliba
Buenos Aires, Argentina



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.86.177 (18f20dab74)
Comentario

© 2006 Rafael Benavides Palencia